Moxibustión

La moxibustión consiste en la aplicación de calor en ciertos puntos acupunturales que ayudan a fortalecer y corregir el flujo energético natural del cuerpo en ciertas enfermedades, aliviando estancamientos y deficiencias de energía a través de los canales energéticos. Si se corrige el flujo energético, entonces se corrigen los desequilibrios y así el origen de toda enfermedad.
 
La moxibustión es una de las técnicas terapéuticas más importantes dentro de la MTC y que se puede usar sola o como complemento de la acupuntura o manopuntura, fitoterapia y dietética oriental. 
Se trata de un acto terapéutico o preventivo que consiste en calentar una zona o un punto situado sobre un meridiano de acupuntura con la ayuda, entre otros, de la moxa de la planta medicinal “Artemisa vulgaris” o hierba de San Juan (puro, cono, bastoncillo).
 
El calor se produce con la “moxa” que es una especie de puro, o con conos. Ambos están compuestos por la planta Artemisa vulgaris o hierba de San Juan, que posee aceites esenciales, taninos, vitamina A, B, C y D, además de potasio, hierro y magnesio.
 
A menudo se confunde calentar una zona dolorida con tratarla con moxibustión; esta técnica es más eficaz no solo por las virtudes terapéuticas de la Artemisa, sino también porque el punto de combustión emitirá un calor particular que penetrará en profundidad en el organismo.
 

Principales acciones del tratamiento:

  • Hace circular la sangre y la energía.
  • Vivifica la sangre (por un aumento de los glóbulos blancos) y desbloquea la estasis.
  • Refresca el calor. Esto puede extrañar, pero si nos  encontramos ante un estasis de sangre y de energía, esto genera calor e hinchazón. Como la acción de la moxibustión reactiva la circulación, se puede decir que, en algunos  casos, permite refrescar el calor.
  • Es útil en algunos tipos de reumatismo.
  • Soluciona algunos dolores articulares.
  • Es muy eficaz en caso de colapso de la energía del Bazo, con diarreas persistentes y un estado de debilidad y frío interno que provocan una importante pérdida de peso.
  • Es una gran técnica para potenciar la energía del Riñón y aumentar las defensas inmunitarias y las facultades de *adaptación.

Los cambios estacionales, en especial los bruscos, requieren un esfuerzo extra de *adaptación por parte del organismo. Las dos estaciones más peligrosas para la salud son el comienzo del invierno y el inicio de la primavera. En estas épocas conviene ayudar al cuerpo a potenciar la energía (reposo, sueño regular, comer menos, …). La Moxibustión forma parte de este arsenal preventivo.

El tratamiento es indoloro y dura aproximadamente unos 30-40 minutos. Pero se debería evitar el tratamiento inmediatamente después de un gran esfuerzo físico, una comida copiosa, o, en el caso de los hombres, una eyaculación. Lo mismo ocurre si se acaba de sufrir un gran disgusto.

                               

 

Contacto

Mahin Kuhenuri Terapeuta integral
Enfermera nº Col: 47266

C/Marquès de la Quadra 6, bajos 1ª
08003 Barcelona

93 360 66 79
636 699 055
info@laconsultassp.com